La soledad de la maternidad. El maternaje, una experiencia solitaria en la era digital

脷ltima modificaci贸n: 1 de mayo de 2022
Casi ninguna de mujeres que han sido madres cuentan de lo que pasan en el hospital, la violencia obst茅trica, las angustias y los miedos del puerperio, lo doloroso de la lactancia, pero, sobre todo, nadie habla de la tremenda soledad de la maternidad.

Nunca tuve una experiencia m谩s solitaria que la maternidad. Jam谩s imagin茅 sentirme m谩s sola que nunca en ese momento de mi vida. Sola, no en el sentido concreto porque siempre estas con el beb茅, pero si a nivel interno, personal e interpersonal con los adultos.

Desde peque帽a he buscado momentos para estar sola, amo la soledad, disfruto de ella y generalmente es muy productiva porque es donde se producen los momentos de mayor aprendizaje y creatividad. S贸lo en ciertos momentos ha sido dif铆cil de sobrellevar.

El dicho: 鈥渟e necesita una tribu entera para criar una hijo鈥 es totalmente real pero hoy ya no hay tribus. S茅 que hay madres que a煤n tienen tribus (familia extensa o familia ps铆quica) pero cada vez veo m谩s casos como el m铆o.

Muchas nos quedamos solas y no solo por la pandemia鈥

La terrible realidad de muchas madres en estas era de la informaci贸n es la terrible soledad y abandono. La era de la informaci贸n o de la inform谩tica surge producto de la revoluci贸n digital donde hay tanta informaci贸n que las personas se desbordan y no pueden adaptarse al mundo que los rodea, no pueden jerarquizar qu茅 informaci贸n es buena o importante y cu谩l no. Vivimos en un mundo virtual que nos a铆sla, m谩s all谩 del efecto de la pandemia que incremento este efecto.

Ya no est谩 la familia extensa, los abuelos y abuelas (si tienen edad para apoyar, no lo hacen). Los hermanos y hermanas est谩n ausentes pero presentes para la selfi, para publicar en las redes sociales. Las amistades ya no son los que apoyan, son los que se juntan a socializar un rato, cada uno est谩 sumergido en sus vidas corriendo contra reloj con o sin hijos, nadie tiene tiempo.

El hijo como valor preciado, buscado y anhelado de la era posindustrial, termina siendo m谩s que una carga que nos deja a merced, ya se parece a un boleto hacia la esclavitud. El hijo hoy es una demanda al infinito. Despu茅s de parir todos y todas desaparecen como por arte de magia. Y lo m谩s grave que ninguna mujer que fue madre y pas贸 por esto nos dijo nada.

Casi ninguna de mujeres que han sido madres cuentan de lo que pasan en el hospital, la violencia obst茅trica, las angustias y los miedos del puerperio, lo doloroso de la lactancia, pero, sobre todo, nadie habla de la tremenda聽soledad de la maternidad.

Los padres, despu茅s del parto, vuelven al trabajo a los cuatro d铆as (mas o menos) y luego mucho no comprenden ni logran empatizar con la realidad de la pu茅rpera que est谩 aprendiendo a ser mama sola y llevando un hogar. Todo este trabajo que realizamos, es un trabajo invisible, que se supone que es nuestra obligaci贸n como mujeres que deseamos tener un hijo. 隆Tanto que lo quisiste ah铆 est谩, jodete! No pod茅s protestar, pedir ayuda, no hay derecho a quejas. Nadie escucha y los dolorosos silencios invisiblizan a todas.

Las visitas al beb茅 reci茅n nacido, cuando las hay, invaden, no ayudan, ensucian todo y se van, sobrecargando a la mam谩 que tiene en el mejor de los casos alguna red paga para el sostenimiento del hogar. Todas las mujeres a su alrededor en vez de ofrecer sus brazos para que la mam谩 se pueda ba帽ar, ir al ba帽o, y cortarse las u帽as de los pies (tremendo lo que estoy escribiendo), OPINAN sobre sobre su maternaje juzgando qu茅 debe y qu茅 no debe hacer. 驴Y la empat铆a d贸nde est谩?

Necesitamos que abran la boca para contener con palabras, pero sobre todo que abran los brazos y el alma, que ayuden con su presencia f铆sica. Necesitamos presencialidad, no virtualidad.

Si las mam谩s tienen espacios de nutrici贸n y apoyo probablemente pueda dar sin quedarse desbastadas por el cansancio y la angustia. A esta situaci贸n a veces se suman los reclamos del compa帽ero porque se siente 鈥渄esplazado鈥, las parejas reclaman atenci贸n y relaciones sexuales; cuando para una madre no hay periodo menos sexual que los primeros tiempos. No tiene energ铆a ni para ella misma. Es incre铆ble que todav铆a muchas se sientan culpables de no darles a ellos lo que quieren.

Y… 驴Los padres d贸nde est谩n? Algunos m谩s presentes que otros, pero definitivamente cuando vemos a tantas madres en pareja tan solas, nos damos cuenta de que el padre sigue con su vida la mayor parte del d铆a, una mam谩 no.

A esta situaci贸n podemos sumar la falta de referentes para las madres.聽聽Entonces aparecen, como mecanismos supletorios, la b煤squeda en internet. Googleamos la contenci贸n emocional y los referentes, que no tenemos, en el espacio virtual. Y encontramos como modelo alg煤n m茅dico (generalmente hombre) en Instagram que sirve las veces de gu铆a. 隆Que dolorosa realidad! 隆Y para colmo la mayor parte del tiempo sentimos聽culpa!

Porque el tema de la CULPA es otro GRAN TEMA. Si decidiste hacerle caso a un criterio m茅dico y fall贸 (porque hay tantos consejos m茅dicos como pediatras en el mundo) sent铆s culpa, si se cay贸 de la cama sent铆s culpa, si se pasp贸 la cola porque no te diste cuenta que se hizo caca hace una media hora sent铆s culpa, si no sabes porque llora, si esta raro o extra帽a, si duerme mucho porque no lo despertaste, si duerme poco porque seguro tu leche no lo llena, etc., etc., etc鈥 SENT脥S CULPA.

Este sufrimiento infinito en soledad y culpa, se extiende y amplifica al m谩ximo si es una familia monomarental y/o si fue embarazo m煤ltiple. Donde ya las mujeres pueden llegar a niveles de depresi贸n muy severa y que la o las cr铆as entren en peligro.

En el mejor de los cosos las mujeres privilegiadas tenemos medios econ贸micos para pagar una red con ni帽era, mujeres que nos ayuden con la limpieza, etc. Y por supuesto son todas mujeres porque la maternidad es cosa de mujeres y la casa tambi茅n. Pero a la vez tenemos que trabajar y proveer como el hombre. O sea, que trabajamos igual que ellos, pero con culpa por dejar a nuestra cr铆a, porque a煤n tenemos los mandatos patriarcales gravados a fuego y a su vez tenemos que ser buenas profesionales y poner la mitad del dinero, aunque nos encargamos casi 100 por ciento de nuestros hijos y del hogar. Pero ellos nos ayudan porque son 鈥渘o machistas鈥 y nosotras tampoco.聽隆Aja!

A estas exigencias sumemos el tema de la imagen, esa que tiene que ver con el cuerpo. Si no adelgazaste como una modelo despu茅s del parto o ces谩rea, significa que te dejaste estar y te achanchaste. Si se te cayeron las mamas y los gl煤teos, m谩s la panza en estado de chicle, etc., no sab茅s c贸mo hacer para m铆rate al espejo, m铆nimo. Por supuesto que esto trae aparejado la exigencia de hacer ejercicio y alimentarse 芦bien禄. Y estar siempre vestidas con algo 芦lindo禄, lo que generalmente implica incomodidad y sobre todo estar depiladas, peinadas, sin canas y maquilladas, con tu bebe de punta en blanco. Y as铆 pareces feliz, (imagen que hay que sostener porque deseaste ese beb茅). As铆 los dejas tranquilos a todos. Todos felices, menos vos…

La familia nuclear se torna fr谩gil y sin tribu se deshace鈥 las madres mientras m谩s sufren m谩s perciben a la maternidad como una especie de tortura y autosecuestro en pos de otro.

Es importante聽VISIBILIZAR聽estas realidades de la maternidad.

La maternidades reales son temas abandonados. De no ser as铆, se reduce a una maternidad y romantizada.

Algunas personas consideran que est谩 sobrevalorada, otras que es un mandato categ贸rico socio hist贸rico cultural. Hoy las maternidades son algo de lo que los chicos y chicas huyen, con razones v谩lidas como vimos y tambi茅n porque implica mucho m谩s de lo que expongo en esta nota. Ser铆a interesante retomarlas, gestarlas y parirlas otra vez, ver a estas maternidades mas de cerca. Pero esta vez gestarla entre todos y todas. Valorarla de otra manera, entender que los hijos son de una tribu y comprender que mientras m谩s aislados los seres humanos, quedamos m谩s vulnerables, incluso como especie. Ser inclusivos tambi茅n con las maternidades, integrarlas de una manera amigable para el conjunto que cr铆a y cuida, para la tribu.

驴Qu茅 puedo hacer si me siento sola en la maternidad

  • 聽聽Si est谩s sola maternando ped铆 ayuda, dicile a tu entorno que lo que sent铆s y te est谩 pasando. Pero聽ped铆 ayuda concretamente, explic谩 exactamente qu茅 necesitas. Contales que urge compa帽铆a de otro tipo. Especifica, por ejemplo: 芦necesito que me traigan comida hecha, que cuiden a Matilda media hora mientras me ba帽o, etc.禄
  • Usa las redes sociales聽a tu favor, habl谩 de tu experiencia y vas a ver que surge alg煤n apoyo.
  • Si estas bloqueada y no podes pensar, pedile a alguien, aunque sea por tel茅fono, que te ayude a pensar qu茅 necesitas y c贸mo conseguirlo. Muchas veces la emoci贸n que produce el聽desamparo聽bloquea la mente y necesitamos de otro que haga de聽鈥測o auxiliar鈥, que nos d茅 ideas y que piense con nosotras y a veces por nosotras si el bloqueo es absoluto.
  • Si la angustia es muy intensa, saca un turno con un聽profesional de la salud mental.聽Quiz谩s sea necesario compa帽铆a profesional y/o de medicaci贸n. Si ya llevas mucho tiempo sola y/o con una gran angustia a veces es necesario. Pero no te preocupes hay medicamentos compatibles con la lactancia que te pueden ayudar, adem谩s de un psic贸logo especialista en perinatal.
  • La idea es que armes esa聽red de contenci贸n que te da la tribu. Y un profesional te puede ayudar a armarla. Hay que buscar y construir.